Sistema de pensiones diferenciadas

La Universidad realiza una constante inversión para mejorar la infraestructura y contar con las más avanzadas tecnologías a nivel de laboratorios y de otros recursos. Gracias a ello, nuestros docentes y estudiantes cuentan con las herramientas necesarias para estudiar e investigar. Esta inversión es financiada, en parte, con los ingresos que la Universidad recibe por concepto de pensiones.

Para permitir el acceso de los jóvenes de distintos niveles socioeconómicos, desde 1968, cada estudiante recién admitido es ubicado en un grado de la Escala de Pensiones Diferenciadas,

La clasificación de los admitidos se realiza considerando dos aspectos: la situación económica de cada familia y su capacidad de inversión en los estudios, y la disponibilidad de recursos institucionales de la Universidad.

Desde el 2017 la PUCP tiene una escala de pensiones de 9 grados, y para los admitidos hasta el 2016 existe una escala con 5 grados. La especialidad de Ingeniería Biomédica, excepcionalmente, tiene 3 grados en la Escala de Pensiones 4,5 y 7.

El pago del grado 5, el grado G9 o el grado G7 en el caso de Ingeniería Biomédica, es asumido en su totalidad por los padres de familia del alumno.

Todos los demás grados tienen un porcentaje de subvención por parte de la Universidad. Es importante recordar que los grados más bajos son de carácter excepcional y temporal, asignados únicamente para los estudiantes con menores ingresos.

Es preciso señalar que, en la Universidad Católica, no hay costos diferenciados por especialidad. La totalidad del costo de los cursos en que se matricula un alumno se cancela, normalmente, en 5 cuotas académicas.