Noticias
19/08/2010

México contra las bolsas de plástico

Cada vez que vamos a un supermercado o tienda, la persona encargada de envolver los productos que vamos a llevar, usa una bolsa por cada uno y cuando nos damos cuenta, en nuestra casa tenemos un montículo de bolsas plásticas regadas por todos lados, y éstas acaban finalmente en mar y tierra, siendo las principales víctimas los animales que las ingieren y el suelo que se contamina.

 

A partir de hoy, en Ciudad de México, esto ya no será así. En esta ciudad de Latinoamérica, los comercios se ven desde hoy obligados a cobrar a sus clientes por cada bolsa de plástico que se les entreguen, que deberán ser biodegradables, todo gracias a la nueva Ley de Residuos Sólidos.

 

En caso de que alguien incumpla esta ley, la sanción podrá ser un arresto de 36 horas y multas que van de 1.000 a 20.000 días de salario mínimo. De esta forma, el gobierno capitalino espera disminuir el consumo de bolsas de plástico, que según cálculos, supera los 20 millones al día solo en el Distrito Federal.

 

DISTINTAS OPINIONES

A pesar de que esta ley se creó y fue aprobada como una forma de cuidar el medio ambiente, las críticas no se han hecho esperar, sobre todo las de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac) la cual tiene una postura bastante obvia, pero hasta el propio Partido Verde tiene objeciones.

 

En declaraciones a BBC, Alberto Couttlolenc, diputado del Partido Verde, criticó que la ley no especifica qué se entiende por “bolsa biodegradable“, pues no se han definido qué tecnologías de biodegradación serán aceptables y que este costo no debería perjudicar a las familias mexicanas. Además, también se preguntó hacía quiénes irían esas multa, ¿los cajeros, los gerentes, las empresas?

 

Sin embargo, este mismo diputado sabe que el problema en México es grande, pues, como dijo, “el 90% de las bolsas que se reparten en los supermercados se reutilizan para la basura y van cerradas con productos orgánico a los basureros”.

 

A pesar de todas las imprecisiones y ambiguedades legales, parece que el público de la capital estaría dispuesto a asumir el desafío ecológico, pues según un estudio reciente de TNS Research International, revela que los habitantes de Distrito Federal están más conscientes y preocupados por cuidar el medio ambiente que el resto de los mexicanos.

 

La pregunta es, ¿tendremos que llegar a este punto o acaso podremos tomar conciencia nosotros mismos de que debemos ser consumidores responsables?

 

Fuente: BBC Mundo

Imagen: Tree Hugger