Noticias
30/06/2010

Desborde de relave minero en Huancavelica contaminó 3 ríos

El distrito de Huachocolpa, ubicado en Huancavelica, se ha visto afectado por este desborde de relave minero. Las aguas de los ríos Totora Pampa, Escalera y Opamayo fueron inundadas por una suerte de barro color plomo. Una de las cosas que más nos inquietan a todos es que las aguas de estos ríos desembocan en el Urubamba y el Mantaro, este último llega al río Amazonas pasando por el Ucayali.

La Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas emitió un comunicado en el que alertó que el derrame ha afectado a más de diez comunidades campesinas. En dicho comunicado denuncian también que la empresa minera no alertó a la población sobre el derrame, lo cual es muy peligroso para la salud de los pobladores afectados que siguieron consumiendo truchas envenenadas y agua contaminada.

La CAOI exigió a Caudalosa Chica que “asuma la responsabilidad por este atentado” y pidió al Ministerio de Energía y Minas de Perú que aplique las máximas sanciones porque, según señaló, la compañía opera “de forma artesanal y sin cumplir el Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA)” que exige la ley.

En entrevista al diario El Comercio, el ingeniero Juan Ospina Núñez, especialista en cuencas hidrográficas y miembro de la Mesa de Diálogo de la Descontaminación del Río Mantaro, afirmó que “todo ser vivo que haya podido existir en dichos ríos ha tenido que ser destruido por los desechos de minerales que se precipitaron a sus cauces porque estos son altamente tóxicos y contienen toda clase de reactivos químicos (ácidos) que se utilizan en el tratamiento de los concentrados de minerales”.

 

Sin embargo, el ingeniero Salvador Robles, superintendente de la mina Caudalosa, no opina lo mismo, pues asegura que los desechos derramados no significan ningún peligro para la naturaleza porque no contienen elementos tóxicos ya que en sus operaciones no usan ácidos, como el cianuro.

 

Dato: Los relaves son desechos tóxicos, producto de procesos mineros y concentración de minerales. Estos contienen altas concentraciones de químicos y sustancias que alteran el medio ambiente, por lo que deben ser transportados y almacenados en “tanques o pozas de relaves” donde lentamente los contaminantes se van decantando en el fondo y el agua es recuperada o evaporada.

 

Fuentes: El Comercio, RPP