Noticias
20/04/2016

«Debemos unir nuestras voces y evitar la deforestación que amenaza los hábitats de los tigres»

 

Al asegurar que “aumenta la población total de tigres salvajes, pero queda mucho por hacer”, surgen la preguntas: ¿qué es eso que queda por hacer?, y ¿cuál es nuestro papel como sociedad civil?

 

Que los gobiernos continúen trabajando conjuntamente en Asia para seguir aumentando el número de tigres. Se requiere más contundencia contra los cazadores furtivos, y los traficantes ilegales. Igualmente es necesario aumentar y continuar de la mejor manera los conteos de tigres, dado que hay países que aun no lo hacen y es necesario saber la cifra exacta, actualmente sigue siendo un reto.

 

Como sociedad civil debemos trabajar para evitar el consumo de productos y subproductos de tigres, desactivar el comercio de partes de estos animales y denunciar a los traficantes uniendo nuestras voces y esfuerzos para lograr disminuir las tasas de deforestación actuales que amenazan con devastar los hábitats críticos para los tigres.

 

¿Qué planes de acción han acordado para llegar a la meta “Tx2” y asegurar que los tigres tengan un lugar en el futuro de Asia?


Foto: WWF / Molly Edmonds

La reunión es parte del proceso que comenzó en 2010, cuando los gobiernos de los países donde viven los tigres se comprometieron a doblar sus poblaciones salvajes de cara al 2022, la llamada meta “Tx2”. A mitad de camino para llegar a la meta de 2022, la reunión es crítica para asegurar que los tigres tengan un lugar en el futuro de Asia.

 

De acuerdo con Michael Baltzer, líder de la Iniciativa Tx2 de WWF, es vital, por tanto, conseguir un plan de acción ambicioso para los próximos seis años, ya que aunque se ha frenado su declive global todavía no hay un lugar seguro para los tigres. En el caso del Sudeste asiático, en particular, existe el riesgo de que desaparezcan las poblaciones de tigres si los gobiernos no toman medidas de inmediato. Estas medidas son entre otras: aumentar los controles sobre cacería y frenar la disminución de bosques, reduciendo la pérdida de hábitat y la ampliación de la frontera agrícola.

 

Con el fin de medir el progreso hacia nuestro objetivo, los países del área de distribución deben censar a sus poblaciones de tigres. Bhután realizó recientemente su primer inventario nacional de tigres, contando 103 tigres. A principios de este año, el censo de tigres más reciente de la India mostró un aumento de 2.226 tigres de solamente 1.706 que había en 2010. Los números de tigres de Amur en Rusia aumentaron a 540 en la última década, mientras que la reciente filmación de las cámaras-trampa capturó la primera evidencia en video de cachorros de tigre Amur dentro de China.

 

Trabajando con los gobiernos, las comunidades y otras organizaciones, WWF está construyendo un futuro en el que los tigres pueden prosperar. Nuestros esfuerzos incluyen formación y capacitación de guardias para luchar contra el comercio ilegal de vida silvestre, y el desarrollo de normas de conservación y uso de tecnología para lograr cero caza furtiva. Juntos podemos ayudar a los tigres para que sigan aumentando en número, para el año 2022 y más allá.

 

¿Es el cambio climático más peligroso que la presencia humana, en el aseguramiento de las correctas condiciones de vida de los tigres?

 

Es difícil establecer qué es más peligroso. Pues una cacería intensiva de tigres puede acabar con una población en pocos días, ya que desde los bigotes hasta la cola de los animales son comercializados.

 

Sin embargo desde el punto de vista del cambio climático, se pueden presentar las siguientes situaciones que amenazan la supervivencia de estos animales:

 

  • Cambios en los ecosistemas, lo que conlleva a variaciones geográficas y altitudinales, cambios en la estacionalidad y tasas de disturbios, así como cambios en la composición de especies y rápido aumento de especies invasoras.
  • Interacciones entre especies, los impactos en las especies silvestres incluyen  cambios en la distribución, abundancia e interacciones entre especies; por  ejemplo, variación fenológica y desajustes en el calendario de la especie.
  • Conflictos entre humanos y tigres, es probable que estos conflictos tiendan a incrementarse a medida que ambos grupos compitan por los mismos recursos, cada vez más escasos.
  • Incendios en áreas silvestres, las sequías cada vez más severas, el desecamiento de bosques antes húmedos y la interferencia y presiones antrópicas hacen que aumente la frecuencia y el daño causado por incendios a los ecosistemas poco adaptados a este tipo de eventos.
  • Salud y enfermedades, tanto la fauna silvestre, como los humanos y la vida silvestre , como sucedería con los tigres, estos se verán afectados por el surgimiento y dispersión de patógenos, geográficamente y a través de los límites de las especies debido a los cambios en el clima, el paisaje y los ecosistemas

 

¿Cuáles serían las principales consecuencias en el medio ambiente de la reducción de la población global de tigres?

 

Además de perder una especie emblemática para siempre, la extinción del tigre como depredador mayor, incrementaría el aumento de su presas tradicionales, causando un desbalance en el hábitat y ecosistemas propios de estos animales. Los impactos de este desbalance llevaría que las presas se convertirían en una plaga descontrolada que afectaría la salud, estabilidad y  viabilidad de otras especies que integran las comunidades faunísticas y florísticas de los bosques que sirven de hogar a los tigres.

 

El caso de la India es particular, pues si bien es el país que ha experimentado un aumento mayor en la población de tigres, es también el país que más amenazas presenta para los tigres porque el número de habitantes va en aumento y eso implica la reducción del espacio de esta especie¿Qué se debería hacer en este caso particular?

 

El mayor problema actual no es directamente el aumento de la población mundial, o como se plantea, el acelerado crecimiento demográfico de la India, sino el aumento en el consumo de recursos (materiales y energía). Mientras los países pobres tienen altas tasas de natalidad, los países ricos despilfarran y destrozan el planeta. Los ciudadanos de todo el planeta no se contentan solo con comer. En cuanto aseguran su alimentación, quieren comer más carne, y entonces quieren más y más comodidades (coches, electrodomésticos, más ropa, más de todo).  Esa es la realidad, y ese es el problema (agravado por supuesto por el aumento en la población, como factor secundario). Por tanto, las áreas protegidas y corredores biológicos serian una opción para el manejo y conservación de tigres en la India. No obstante, mejores fuentes de energía renovable y la satisfacción de las necesidades básicas de sus pobladores, podrían frenar eventualmente la expansión de las poblaciones humanas disminuyendo así el riesgo sobre la supervivencia de los tigres en este país.

Fotografías: WWF / Martin Harvey y Molly Edmonds.