Noticias
13/04/2016

«AmbienTV busca inspirar, informar y comprometer»


¿Cómo ha cambiado tu vida en estos tres años en los que vienes conduciendo el programa? ¿Ahora cuál es tu relación con el medio ambiente?

 

Mi vida ha cambiado en muchos sentidos. El viajar todo el tiempo implica familiarizarme con diferentes espacios del Perú que, a pesar de estar tan cerca, muchas veces le damos la espalda y no sabemos siquiera de su existencia. Para nosotros es una lección, pues muchas veces queremos mirar lo que hay afuera, lo que hay en otros continentes, pero nos olvidamos lo que tenemos al costado.

 

Cada programa es un aprendizaje en el que hacemos las mismas preguntas que podrían hacer las personas que están viendo la televisión y que no saben del tema. A raíz de los viajes, de las entrevistas y conocer a diferentes personas, hemos ido aprendiendo bastante.

 

Cuando vas a algún sitio, te encuentras con personas que no necesariamente son biólogos o expertos en algún tema sobre medio ambiente, sino que gracias a la relación con la naturaleza se han convertido en preservadores. ¿Cuál crees que es su motivación para vivir tan cerca de la naturaleza?

 

Hay de todo. Hemos grabamos con biólogos, con pescadores, con personas en comunidades que hacen reforestación, y creo que lo que hay en común en todas ellas es que tienen un profundo amor por lo que hacen. Por ejemplo, hace poco estuvimos en Paracas y conocimos a un grupo de pescadores que se dieron cuenta que el yuyo, esta alga que antes regalaban en los mercados y que la servían de adorno en el cebiche, que dicho sea de paso es muy nutritiva y en Japón se vende caro, estaba casi acabado, porque lo habían depredado. Entonces ellos decidieron repoblar toda esa zona, gran parte de la Bahía de Paracas, con yuyo. En este proyecto, pescadores e investigadores trabajaron de la mano para recuperar esta alga que es un recurso importante para ellos, sobre todo en estos tiempos donde el clima cambia y la pesca también se ve alterada.

 

¿Podrías identificar algunos lugares que fueron los que más te sorprendieron o alguna historia que te motivó más?

 

Sí, hay varios. Uno es la Reserva Comunal Amarakaeri, que es un espacio en que la comunidad se ha organizado para preservarlo y que tiene una enorme biodiversidad. Hay unas colpas enormes con muchísimos guacamayos que van todas las mañanas a alimentarse del barro que les ayuda a hacer la digestión; una cocha enorme donde puedes ver lobos de río y pirañas y, en la noche, caimanes. De la zona amazónica, ese fue el lugar que más me ha impactado.

 

Hace poco estuvimos en la Reserva Nacional San Fernando. Es un espacio maravilloso, muy poco conocido y que seguro poco a poco se va a ir abriendo más. Es una bahía a las afueras de Nazca, donde puedes ver fauna marina como pingüinos, lobos y piqueros, pero también puedes ver fauna andina, como cóndores andinos, guanacos y zorros. [Puedes ver el video aquí]

 

¿Cuáles son las novedades que nos trae esta nueva temporada?

 

Tenemos este programa bien bacán en Paracas, sobre los pescadores que están trabajando en la repoblación de yuyo. También hemos ido a las Islas Ballestas, que es el segundo destino turístico más visitado del país.

 

También hay un programa muy interesante, que es un ejemplo de lo que se hace en la ciudad con los residuos eléctricos y electrónicos. Antes uno compraba una refrigeradora que le duraba 20 años. Ahora no, dura cuatro o cinco años y ya. Y con el aumento de población en el país y el mundo en general, se produce mucha más basura de este tipo, y esta basura tiene a su vez elementos contaminantes. Entonces, fuimos a una fábrica donde desensamblan estos aparatos para ver cómo es este proceso: ¿qué pasa con este objeto eléctrico o electrónico después de que sale de casa, convertido en basura?

 

Tenemos otro programa en Lima sobre una campaña muy bacán que se llama “Gallinazo avisa“. Los gallinazos son parientes de los cóndores; sin embargo, son aves a las que miramos con recelo porque comen basura. Pero nos olvidamos que los gallinazos son los encargados de limpiar la ciudad, los que nos previenen en muchos casos de plagas, porque se alimentan de la basura que generamos. Entonces, esta campaña busca reivindicar el trabajo del gallinazo. Para eso, se les ha puesto cámaras para seguir sus rutas y tomar conciencia de dónde terminan nuestros desechos.

 

¿Cómo AmbienTV aporta a estos nuevos cambios en el comportamiento y a crear conciencia? ¿Cuál crees que es la principal misión?

 

Queremos inspirar y contagiar a las personas que ven el programa, el entusiasmo que quienes que practican la conservación y realizan proyectos dentro y fuera de Lima nos contagian a nosotros.

 

Para nosotros es muy estimulante conocer esa biodiversidad, conocer las historias de las personas que están trabajando por protegerla, y también poner nuestro granito de arena para que otras personas se puedan informar, se puedan comprometer y se puedan inspirar. No es necesario que estén en una reserva natural para poder hacer algo. Desde la ciudad se pueden hacer pequeñas cosas que generan grandes cambios.