Pruebas desarrolladas

Si bien las pruebas objetivas constituyen instrumentos válidos y confiables para medir competencias fundamentales, tienen obvias limitaciones. En este sentido, las pruebas desarrolladas permiten evaluar la aplicación de los conocimientos en problemas y situaciones de la vida cotidiana. Por ello son una herramienta muy útil para determinar el progreso académico de los alumnos.

1. Prueba de Matemática: mide las capacidades de los alumnos para la resolver problemas matemáticos: matematizar situaciones, comunica y representa ideas matemáticas, elaborar y usar estrategias, y razonar y argumentar generando ideas matemáticas.

2. Prueba de Redacción: profundiza en la capacidad del estudiante de redactar textos con un registro formal; es decir, con estructura lógica y organizada (introducción, desarrollo y cierre), ideas fundamentadas adecuadamente y con vocabulario preciso, y que den cuenta del conocimiento y uso de las reglas de ortografía, puntuación y sintaxis del español estándar.

3. Prueba de Lectura: se enfoca en la capacidad del estudiante para procesar, analizar, interpretar y evaluar eficientemente información escrita de diverso tipo a partir de sus saberes previos y tomando en consideración el contexto o situación en la que fue producida para sustentar su respuesta.